Préstamos de dinero entre familiares y amigos

Existen numerosos consejos y refranes populares sobre los peligros y trampas de los préstamos personales. Cuando se trata de prestar dinero a amigos o familiares, la pieza más recurrentes de los consejos es “No”. Esta vez vamos a cambiar el matiz y escribiremos sobre el protocolo de los préstamos personales desde el punto de vista del prestatario.

Lo primero que debes hacer es evitar el tener que recurrir a pedir un préstamo, agota todas tus opciones, gasta menos y ahorra más. Se implacable en el recorte gastos innecesarios y asegúrese de tener una visión realista de lo que es “necesario”. Olvídate por un tiempo de la Televisión por cable, la telefonía celular, comer fuera y otros gastos de entretenimiento debe ser reducidos de tu presupuesto. No está bien esperar que otro financie un estilo de vida que está más allá de tus propios medios.

Intenta hacer más dinero: Ya sea negociando un aumento en el trabajo o la búsqueda de otro a tiempo parcial, asegúrate de que has explorado todas las opciones para equilibrar tus gastos. Vende algunas de tus cosas. Si aún haciendo esto necesitas un préstamo de algún amigo o familiar , estos son algunos pasos que puedes seguir:

1. Haz que sea legal: firma un acuerdo formal entre tu y el prestamista (aunque sea tu mejor amigo) en el que se especifique la fecha de pago y un plan de pago. Hay varios formatos en línea que puedes utilizar como: LoanBack.com y LendingKarma. Poner en un papel facilitará la decisión (y la confianza) del prestamista al mismo tiempo que te hará responsable del pago.

2. Plan de pago: Asegúrate de tener un plan de acción para poder devolver el dinero llegado el momento. Ya sea mediante abonos semanales, mensuales, semestrales o anuales (según lleguen a un acuerdo).

3. Aprende a aceptar un NO como respuesta: Reconocer que muchas personas se sienten incómodos con cuestiones de dinero y la tensión que puede ejercer en las relaciones, te ayudará a aceptar un NO como respuesta a un préstamo. Recuerda que alguien no es más o Mens tu amigo si te presta o no dinero.

4. Siempre paga tus deudas: El aspecto más importante de la recepción de un préstamo personal es la devolución del dinero. No te conviertas en una estadística más de la gente que no paga. Se digno de confianza y no te arriesgues a perder una buena amistad por unos cuantos (o muchos) pesos.